INSPECCIÓN Requerimientos a particulares

by LLS Asesores on 23 abril, 2015

En el Plan de Control Tributario para 2015 Hacienda establece como una de sus principales prioridades la lucha contra la economía sumergida, especialmente en caso de ventas directas a consumidores finales…

Requerimientos de información

Lucha contra el fraude. Muchas empresas y profesionales piensan que, si prestan servicios a particulares, el riesgo de que Hacienda detecte ingresos no declarados se reduce. ¡Atención! Pero esto no es así. En 2015 la Inspección ha incrementado los controles sobre estas operaciones (así, por ejemplo, han aumentado las visitas a comunidades de vecinos para controlar alquileres no declarados, y también los requerimientos de información a particulares sobre operaciones concretas realizadas con empresarios o profesionales).

Debe responder. Los particulares, al igual que las sociedades y los empresarios, están obligados a proporcionar a Hacienda toda clase de datos y justificantes con trascendencia tributaria. ¡Atención! Y ello tanto si dichos datos y justificantes se refieren a sus propias obligaciones fiscales como si se refieren a obligaciones de terceros con los que hayan tenido relaciones económicas.

Sanciones. Piense, además, que si dichos requerimientos de información no son atendidos, Hacienda impone multas por “resistencia” a sus actuaciones. ¡Atención! Y aunque las multas no son excesivas (150, 300 y 600 euros por la falta de atención al primer, segundo o tercer requerimiento respectivamente), este colectivo es muy sensible ante cualquier amenaza de sanción, por lo que, en la práctica, facilitará rápidamente la información que le requieran. Vea a continuación las operaciones en las que los requerimientos de información a particulares son más frecuentes.

Supuestos habituales

Bodas y eventos. Hacienda suele realizar este tipo de requerimientos cuando tiene conocimiento de operaciones o eventos de elevado importe en donde pueden haber intervenido varios empresarios o profesionales. ¡Atención! Y uno de los supuestos más habituales son las bodas. En este caso, Hacienda suele requerir a los particulares –a la feliz pareja– la siguiente información:

  • Relación e importe de los servicios contratados y de las empresas que los han prestado: alianzas, trajes de boda, coche nupcial, banquete o catering, alquiler de carpas, alquiler de autobuses para traslado de invitados, adornos florales, servicios de fotografía, video, disco móvil, orquesta, bebidas en barra libre…
  • Asimismo, una copia de las facturas por dichos servicios, así como los medios de pago utilizados (cheque, transferencia, efectivo…).

Inmuebles. Otro supuesto habitual es el de las compraventas de inmuebles. En estos casos, Hacienda requiere al particular los datos de la operación, así como la relación de profesionales que han intervenido en la operación y de los importes satisfechos: comisiones a intermediarios, pagos a tasadores, arquitectos o industriales…

Operaciones en efectivo. Si usted es empresario y presta este tipo de servicios, lo mejor es no jugársela y declarar los importes recibidos. ¡Atención! Recuerde también que han aumentado las denuncias cuando se producen operaciones en efectivo de más de 2.500 euros (el denunciante queda eximido de multa incluso aunque haya intervenido en la operación), por lo que el cobro en efectivo tampoco es ninguna garantía de “opacidad” de la operación.

Hacienda tiene herramientas para detectar las ventas de bienes y servicios a particulares. En muchos casos requiere a los particulares para que la informen de las operaciones realizadas.

Documentos relacionados
  Plan de Control Tributario para 2015. [Modelo] Plan de Control Tributario para 2015.
Fuente LLS Asesores- Indicator

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post: